VIDA PERSONAL

¿Si tu casa se incendiara, qué te llevarías? La pregunta del fotógrafo que construyó su casa en un árbol

Si mi casa se incendiara, no me importaría ningún objeto, mientras todos estuviéramos a salvo. Hace mucho que pienso esto, pero la realidad es que, si todos estamos bien, hay algunas cosas que lamentaría perder.

Si tu casa se incendiara qué rescatarías

  • Las maletas que me regaló mi abuelita
  • Un peluche que me regaló mi papá
  • La medalla de mi primer maratón
  • Mi vestido de novia
  • Joyas que eran de mi abuelita
  • Mis anillos de compromiso y de casada (si no me los hubieran robado…)

¿Y si tu casa se incendiara, qué te llevarías?

En 2011, el fotógrafo Foster Huntington -quien, por cierto, anduvo de viaje en una van por varios años y ahora vive en una bellísima casa en un árbol– se hizo esa misma pregunta, luego a sus amigos, y subió las fotos a su Tumblr.

Después, empezó a recibir imágenes de extraños. Sin embargo, Huntington notó homogeneidad en las fotos, así que decidió recorrer el país en busca de las colecciones de personas con un perfil distinto a “típicos lectores de blogs”, incluidos quienes “jamás habían oído de Tumblr o visto un iPad”, según un artículo publicado en Brain Pickings (que, por cierto, es uno de mis blogs favoritos).

Heather Murphy, exeditora de foto de la revista Slate, hace una observación muy interesante al respecto:

“Muchas de estas imágenes fueron creadas por fotógrafos y diseñadores, y tienen una composición hermosa. En algunos casos, es difícil no preguntarse si a estos artistas les impactó lo ‘cool’ que se veía un objeto tanto como su significado posincendio, aunque esto no le quita valor a la intriga”.

Huntington reunió la colección en un Tumblr y luego en un libro llamado The Burning House.

“Si tu casa se estuviera quemando, ¿qué te llevarías? Es un conflicto entre lo que es práctico, valioso y sentimental. Lo que te llevarías refleja tus intereses, tu historia y tus prioridades. Piénsalo como una entrevista condensada en una pregunta”, dice el fotógrafo en el sitio del proyecto.

Recorrí algunas páginas y me llamaron la atención algunos casos…

  • Una hawaiana de 19 años que se llevaría tres bikinis
  • Muchos incluyen su pasaporte, su computadora y su teléfono
  • Las colecciones sin libros son la excepción
  • Alguien también puso en su colección sus lentes de contacto
  • Una fotografía estaba retacada de objetos y la autora solo escribió: “demasiadas cosas”
  • Hay muchos recuerdos de la infancia, herencias de otras personas o cosas que la gente atesora porque fueron “las primeras”
  • Varios tomarían sus armas, literal
  • Alguien agregó un bote de Nutella
  • Otra persona solo incluyó su alcancía de Winnie Pooh (con dinero)

Lo más interesante es la visión de quienes han pasado por esta situación; puedes darte cuenta con solo mirar las imágenes, porque son las que tienen menos objetos.

Es el caso de una australiana de 23 años, quien solo retrata un oso de peluche.

“Como alguien que sí ha estado en la situación de ‘mi casa se quema’ hay varios pensamientos que te ayudan a procesarlo. Te das cuenta que todo lo que tenías eran cosas y nada más, si acaso te ayuda a sanar. Estás agradecido de que nadie salió herido. No piensas en tu libro favorito o el equipo de tu cámara, sin importar cuánto gastaste en él. Esas no son las cosas por las que llorarás, no son las cosas que te harán llorar al pensar en ello años después. El oso de peluche arriba es uno que compré después de que mi casa se quemó. Está hermoso y estaba agradecida por él cuando no tenía nada, pero simplemente no es el mismo”.  (Stef)

Y también de una antropóloga de 52 años. Ella únicamente eligió a su perico y otras tres cosas:

“Un consejo para todos los que tienen grandes montones de cosas: tienes menos tiempo del que crees”.

Sin límite de “personas que salvar”, ni tiempo determinado para recoger cosas, creo que todos pensamos en algunos objetos. Al final, todos tenemos uno que otro tesoro material. ¿Cuáles son los tuyos?

DATO CURIOSO

Hay un proyecto fotográfico sobre objetos que me encanta: ¿Qué encuentras en los bolsillos de niños de preescolar?

Velo aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *