HOGAR

La regla de tirar todo lo que quede en la cama

Mi mamá tenía una regla para nosotros:

Su cuarto, su cochinero

Tanto así que yo le pedía que la señora que le ayudaba no se metiera a mi habitación.

Sin embargo, cuando estaba muy desordenado, usaba su carta más fuerte: es su cuarto, pero es mi casa y son mis reglas. (Por cierto, un argumento que cualquier adolescente que no se mantenga solo debe respetar)

Así que me ponía a arreglar a fondo. Sacaba TODO del clóset y lo ordenaba de nuevo.

El problema era que, casi al final, me quedaban un montón de chucherías en la cama.

Por ejemplo:

  • Pasadores y cosas para el cabello
  • Piezas de algo
  • Pilas
  • El encendedor de las velas
  • El cordón de algún zapato o bolsa o yo que sé
  • La tapita de algo
  • Clips y otras cosas de papelería
  • El cable de algún dispositivo que ya no existía (o que quizá nunca existió)…

…  y quién sabe qué tanto chunche más.

En esta limpieza de mi cuarto tardaba todo un día, así que cuando me enfrentaba a dicho acervo sin sentido, lo escondía en algún cajón o en alguna bolsa para revisarlo después. Era mi propia versión de barrer la tierra y echarla debajo de la alfombra.

A la semana, la habitación parecía el escenario de un terremoto… otra vez.

Mi primera regla del orden

En mis pininos como loca de la organización (aquí el significado de pininos) me impuse una primera regla:


TIRA TODO LO QUE QUEDE EN LA CAMA, SI NO HAY UN LUGAR ESPECÍFICO PARA ELLO


Con esto me enfrentaba a tres opciones que -en ese momento- eran dolorosas:

  • Asignarle un lugar específico a un objeto que no quería tirar.
  • Tirar el cable, la tapita o la pieza “de algo” que no sabía qué era y resignarme a que si lo encontraba después ya no sería útil.
  • Cuestionarme por qué guardaba objetos que no tenían lugar.

Aún me queda un montoncito de cosas en la cama cuando termino de arreglar, pero mi reto ahora es otro:

Resolver por qué hay objetos fuera de su lugar

En esas andamos. ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *