HOGAR

Por qué no debemos tener cosas para guardar cosas

Antes de empezar a simplificar mi clóset, quería tener mucho de todo, en especial, zapatos. Para “cuidarlos”, compré cajas de plástico. Hubo un momento en el que tenía casi 40 pares… por lo tanto, casi 40 cajas.

Me encantaban las canastas, las cajitas y todo lo que estuviera relacionado con almacenar (aún amo ir a The Home Store o Zara Home y ver todo eso).

Pero a medida que ordenamos la casa, me di cuenta de que no necesitábamos tantas cosas para almacenar cosas. De hecho, creo que necesitarlas es una mala señal.

¿Por qué?

  • Porque tenemos espacio suficiente en los clósets (quizá este no sea tu caso por la arquitectura de tu casa, pero si sí los tienes, intenta ajustarte a esos espacios).
  • Por lo regular podemos usar objetos que ya tenemos para organizar nuestros cajones o clósets, solo necesitamos un poco de creatividad o perdernos una tarde en Pinterest para encontrar ideas.
  • Lo mejor es que todo lo que tengamos sea útil siempre (o casi siempre), por lo que debe estar a la mano y no guardado en cajas; cuando almacenamos nuestras cosas, por lo regular se nos olvida que están ahí y no las usamos.
  • En realidad, muy pocas cosas en nuestra casa son de USO NO FRECUENTE como los adornos para festividades (Navidad, Halloween), las herramientas (y ya nos quedamos con las más básicas) o las cosas para hornear (aunque ya estoy sacando más eso 😊)

Conforme hemos ido limpiando las habitaciones, han salido también las cosas para guardar cosas, lo que simplifica muchísimo la tarea de mantener el orden todos los días.

cosas-para-guardar-cosas

Así que una gran regla es: si una cosa NECESITA otra cosa hay que replantearnos si vale la pena tener esa primera cosa (sí, es un trabalenguas que se traduce en desorden físico).

Les dejo una cita de Francine Jay al respecto de esta ironía:

“Algunas cosas provocan una acumulación natural de más cosas, como, por ejemplo, accesorios manuales, productos de limpieza, cosas que acompañan a otras cosas, muestran las cosas, contienen las cosas y arreglan las cosas”.

¡Adiós canastas y cajitas bonitas (en exceso ;))!

2 thoughts on “Por qué no debemos tener cosas para guardar cosas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *